Thursday, November 10, 2005

Obispos expresan preocupación por el decomiso de tanta droga

Los obispos de las diócesis Mao-Monte Cristi, monseñor Tomás Abreu Herrera, y de Puerto Plata, Julio César Corniel Amaro, expresaron su preocupación por el decomiso de tanta droga en los últimos días, y pidieron a las autoridades gubernamentales extremar aún más las labores de vigilancia para evitar que el país continúe siendo utilizado como un puente del narcotráfico.Abréu Herrera consideró que la gran comunicación que mantiene la República Dominicana con Estados Unidos y Europa, a través del turismo, la hacen ver como una posibilidad para hacer grandes negocios con el narco.Dijo que no es posible hacer una labor de vigilancia efectiva con los equipos primitivos de comunicación y sin medios de transporte adecuados, por lo que pidió al Gobierno y a los organismos internacionales que si quieren combatir el narcotráfico, deben disponer de mayores recursos para hacer frente a esta realidad. “Tenemos que meterle mano a la corrupción, tenemos que buscar una forma de que nuestros militares tengan salarios adecuados para que no caigan en la tentación de soborno de los traficantes”, dijo. Abréu Herrera pidió una mayor vigilancia en las fronteras Sur y Norte, y no descartó que haya complicidad. “Es difícil que tantas drogas pasen por la frontera sin que nadie se dé cuenta, con los controles militares que hay”.Distintos destinosMientras que el obispo Corniel Amaro afirmó que el decomiso de 1,000 kilos de cocaína y 39 de heroína que ha hecho la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) en los últimos 17 días en diversos lugares, obliga a pensar que por el territorio nacional ha pasado mucha droga hacia distintos destinos. No obstante, sostuvo que a pesar de ello no se puede afirmar que el país tenga la categoría de Haití como puente para el trasiego de drogas a Estados Unidos y Europa.“Pensar que aquí existe una situación similar a la de Haití, no podría establecerse ese tipo de comparación, pero la situación es bastante preocupante, por lo que hay que poner más interés para evitar que el país continúe siendo utilizado como puente por el narcotráfico”, dijo. El obispo saludó los fuertes golpes que la DNCD le ha asestado al narcotráfico y demandó una mayor vigilancia de nuestras fronteras marítima y terrestre, aumentando el personal encargado de su cuidado, el cual debe ser dotado de los medios necesarios para cumplir ese cometido.

No comments: